• La iniciativa, desarrollada por la Ilustre Municipalidad de Mejillones, Puerto Angamos, Puerto Mejillones, NORACID y ejecutada por el centro de investigación CIFAMAC y la Fundación Vincula RSE, buscó rescatar, desde el fondo marino, el esqueleto de una ballena jorobada, para luego intervenir su estructura ósea y ponerla a disposición de la comunidad en la Plaza de la Cultura de Mejillones.

 

En una acción de respeto y cuidado por el medio ambiente, se inauguró el proyecto “Culto a las Ballenas: Mejillones histórico y cultural”. Se trata de una exposición, aprobada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que buscó rescatar, desde el fondo marino, el esqueleto de una ballena jorobada, para luego intervenir su estructura ósea y ponerla a disposición de la comunidad en la Plaza de la Cultura de Mejillones.

Con un impactante resultado, producto de la curatoría conjunta de la doctora española Marisa Tejedor, el Centro de Investigación de Fauna Marina y Avistamiento de Cetáceos (CIFAMAC) y la Fundación Vincula RSE, el montaje busca promover la conservación de la fauna marina, así como apoyar la investigación científica, fomentar el turismo sustentable y poner en valor el patrimonio natural y los recursos marítimos de la bahía de Mejillones.

Juan Menares, director de CIFAMAC, explicó que “Mejillones no es solo un lugar de paso para las ballenas, sino que es un punto estratégico en su ruta de migración. Pero su supervivencia está en peligro, dado que actividades humanas como el enmalle en redes de pesca, la contaminación, la disminución de su alimento o la colisión con embarcaciones pueden poner en riesgo su bienestar, llegando incluso a causar su muerte”.

 

El año 2020 el cadáver de una ballena apareció en la bahía de Mejillones. Fue cuando se propuso la idea de conservarla para visibilizar la importancia de la protección y preservación de la fauna y ecosistemas marinos. Los preparativos para su exhibición en la Plaza de la Cultura de Mejillones tardaron dos años, por el largo proceso de preparación de su esqueleto.

 

Al respecto, Marisa Tejedor, curadora de la Red Canaria España de Cetáceos Varados, indicó que “la osamenta corresponde a un macho juvenil, de 11.8 metros de longitud. Se trata de unos de los pocos ejemplares de estas características en Chile y de la primera exposición abierta y totalmente gratuita para la comunidad”. Asimismo, agregó que “acá hay poblaciones de ballenas jorobadas maravillosas, que los habitantes de Mejillones y de la región de Antofagasta deberían comenzar a visitar, para luego querer conservarlas, porque realmente uno no conserva lo que no conoce”.

Por su parte, Werner Watznauer, gerente general de NORACID, en representación de las empresas que financiaron este proyecto, sostuvo “estamos felices de haber apoyado esta gran iniciativa, que, en conjunto con Puerto Angamos, Puerto Mejillones, el alcalde de la comuna, Marcelino Carvajal y CIFAMAC, logramos con mucho esfuerzo concretar. Desde hoy, la comunidad podrá contemplar y conocer la estructura ósea en tamaño real de la ballena jorobada, en el mundo son pocos los lugares que cuentan con el privilegio de tener un esqueleto de ballena y Mejillones será una de ellas”.

En tanto, el alcalde de Mejillones, Marcelino Carvajal, destacó el carácter colaborativo del proyecto: “Quiero agradecer a CIFAMAC y a todo su equipo, quienes soñaron con hacer realidad esta iniciativa, que hoy se concretó. También, mencionar a todas las empresas, organizaciones y funcionarios municipales que trabajaron para llevar a cabo esta idea, que busca hacer de Mejillones una localidad consciente con el entorno que les rodea, despertando el interés de la comunidad por su historia, cultura y recursos naturales. Además, siempre poner en valor a los cetáceos que recorren nuestras costas. Esto se suma al acuerdo de la ruta de las ballenas, que tiene como objetivo evitar colisiones y pérdidas de estos gigantes del mar”.

“Esperamos que quienes quieran conocer este proyecto, se acerquen a la Plaza de la Cultura de Mejillones, para apreciar con sus propios ojos a este imponente mamífero”, detalló el edil.

Cabe destacar que el esqueleto de la ballena jorobada estará en exhibición de manera permanente para la comunidad, será de carácter gratuito y se espera que sea visitado por unas 10.000 personas al año.